Estamos en invierno, la humedad y las lluvias empiezan a hacerse más recurrentes; y la secadora se vuelve un indispensable en nuestras vidas; básicamente porque ahorran tiempo y espacio, y nos hacen la vida más fácil. Existe la teoría de que la secadora estropea la ropa, pero lo cierto es que en la actualidad la tecnología ha mejorado mucho el tema del cuidado de la ropa; y a mí particularmente me encanta usar la secadora. Sabiendo el modelo correcto que utilizar es muy probable que evites daños en tu ropa y gastos de energía exagerados.

En invierno es mejor hacer uso de secadoras de gama alta que no maltraten las prendas y consuman poca energía. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos consejos respecto al tipo de prenda que debes poner en la secadora:

1. No sobrecargues la máquina

No es bueno sobrecargar la máquina ya que podría haber un gasto innecesario de energía y alguna de las prendas no se secarían bien.

2. Divide la ropa en dos tandas

Una con prendas livianas y otra con más pesadas, así la secadora actuará de igual manera sobre toda la ropa teniendo en cuenta el tiempo de programación requerido para efectuar el secado.

3. Usa la secadora dos o más veces seguidas

Otro consejo relacionado con el gasto energético es usar la secadora dos o más veces seguidas, de esta manera se aprovecha el aire caliente que se queda reservado en la secadora durante el primer secado.

4. Usa suavizante en el lavado

Esto permitirá que la ropa sea más flexible y ceda con el aire, evitando que se encalle formando arrugas y deteriorando la prenda en general.

5. Dobla las prendas al terminar el secado

Saca tus prendas de la secadora inmediatamente al terminar el secado y evita el planchado.

6. No mezcles los tejidos

Esto quiere decir que no te dejes llevar por las apariencias. Que dos prendas parezcan similares no significa que su composición sea la misma. Consulta la etiqueta y verifica mediante los símbolos de secado que programa debes usar dependiendo de cada tejido.

7. Limpia el filtro

Limpia el filtro al finalizar el secado y así tu ropa saldrá tan limpia como cuando entro.

8. ¿Qué materiales no poner en la secadora?

El lino, el algodón puro, la pana y la lana: Estos tejidos tienden a encogerse si los metes en la secadora, por lo tanto, a menos que quieras parecer tu hijo o hermana no lo intentes.

La goma, la espuma y el plástico: Estos materiales se recalientan fácilmente y pueden quemarse llegando incluso a deshacerse dentro de la secadora. Si quieres evitar estropear tus zapatillas o secadora mantén estos materiales alejados de ésta. Sin embargo, existen secadoras que tienen un programa de ropa delicada que permite colocar estas prendas.

La Siemens Secadora WT45N200ES

Con programas especiales: acabado lana, mix, microfibras, temporizado caliente, temporizado frío, higiene, lencería, express 40 min, camisas 15 min.

Siemens Secadora WT45N200ES

9. Por último,  en verano dale un descanso a tu secadora

Ahorra energía haciendo uso del tendedero.

Si deseas obtener más información sobre lavadoras y secadoras puedes visitar etuyo.