No hace más de 20 años que existe este electrodoméstico, la verdad es que imprescindible no es, pero sin duda, es de gran ayuda sobre todo si tenemos hijos, poco espacio, o mucha prisa en que se nos quede seca la ropa, pero nunca deberemos abusar de ella, debéis saber que lógicamente aparte del gasto energético alto que tienen, todas y sin excepción desgastan la ropa en mayor o menor medida.

Existen básicamente dos tipo de secadora, evacuación , que simplemente seca por ventilar aire caliente y hacer rotar la ropa, estas son las de mas gasto energético y requieren una salida de aire, ya que el aire caliente junto la humedad de la ropa es expulsada por un tubo al exterior, no cometáis el error de instalarla en la cocina o espacios sin ventilación, y el otro tipo de secadora, es de condensación, la diferencia es que esta última no expulsa aire caliente al exterior, ya que lo que hace es calentar la ropa, y provocar su evaporación, luego provoca el efecto inverso y condensa el agua, que la aloja ya sea en un recipiente o la expulsa directamente al desagüe, suelen tratar con mas delicadeza la ropa estas ultima, a partir de estas dos bases se pueden incorporar medidas electrónicas, tanto en evacuación como condensación, estas consisten en dos cosas fundamentales, control de secado, es decir, apretar un botón para seleccionar que tipo de secado queremos, y control de peso y humedad, con estos últimos lo que conseguimos es que el tiempo que funciona la secadora será mucho menor al ajustar los parámetros de trabajo, al ajustar el tipo de secado automáticamente el aparato realiza un control de humedad, y peso de la colada, por lo tanto nunca nos pasaremos o quedaremos cortos al ajustar nosotros el tiempo de secado, ella sola lo realizara por nosotros, esto nos ayudara a ahorrar mucha energía ya que como decía al principio, son aparatos de alto consumo, aunque últimamente ya existen con clase energética A, solo recuerdo un modelo de Aeg, pero al menos hay alguno, de clase B si empiezan a existir mas modelos. No existen modelos a fecha de hoy que sean secadoras integrables o al menos de memoria no conozco ninguno, ni decorables, se ha dejado el diseño en la modernidad del aparato sin darle mucha importancia, lo que si hay lógicamente es como las lavadoras, o sea de carga superior y carga frontal, y de diferentes capacidades, desde 4,5 kilos, hasta 7 u 8 kilos, recordar algo importante, nunca pongáis ropa delicada a secar, os puede dar un disgusto, ya sea por que se encoje o por que se deshilache el jersey de lana, también como no, hay lavadora-secadoras pero pocas, tener en cuenta que aunque sean lavadoras de 6 a 8 kilos, siempre secaran la mitad de lo que laven , además convendría siempre que sea así, no sobrecargar mucho una secadora, aunque ponga hasta 8 kilos, no la llenéis, secara más rápido, y no maltratara tanto la ropa, espero os sea de ayuda esta pequeña guía práctica, ya sé que no es muy técnica pero de algo os servirá, también a la pregunta si se pueden poner una secadora encima de una lavadora, se tiene que decir que si, pero no está de mas pongáis algún tipo de tope, ya que algo se mueven y podrían caer de arriba la lavadora, muchos fabricantes aportan el accesorio oportuno para que encaje perfectamente.