¿Cómo limpiar el horno?

limpieza horno

Todos sabemos que limpiar el horno es una tarea complicada, mucho más si al terminar de cocinar no limpiamos adecuadamente y la grasa se va acumulando en la superficie hasta el día en que lo abrimos y nos damos cuenta de lo sucio que está. En ese momento, decididos vamos a comprar todos los quitagrasas que encontramos en el mercado, los guantes y las esponjas; asumiendo que estaremos con la faena por mucho tiempo hasta quitar toda la suciedad. Al finalizar, nos damos cuenta de que nuestro esfuerzo ha sido en vano y que por mucho que hayamos intentado no hemos conseguido limpiar lo suficiente.

Pues bien, en este blog te recomendaremos los productos que debes usar dependiendo del tipo de horno que tienes y sobre todo que no afecten a tu bolsillo. Lo primero que debes saber es qué tipo de horno tienes en casa.

Hornos pirolíticos o de autolimpieza

Suelen ser independientes, es decir que puedes situarlos en cualquier parte de la cocina. Aquellos que se calientan a una temperatura elevada para derretir la grasa y comida hasta convertirla en polvo. Nuestro consejo es que uses este tipo de función “pirolisis” cada 10 usos para mantener tu horno en buen estado.

Hornos de limpieza continúa

Son aquellos que cuentan con un esmalte rugoso en las paredes que facilita el desprendimiento de la comida mientras preparas los alimentos. Es decir, limpias mientras cocinas; y al finalizar las cenizas caen al suelo del horno, y solo tienes que pasar un paño húmedo en esa zona. (Pueden ser independientes o polivalentes, es decir que incorpora los mandos de la placa de cocción).

En caso de que no cuentes con estos tipos de horno, tendrás que hacer la limpieza manualmente al terminar de cocinar (Pueden ser independientes o polivalentes). Para ello solo necesitas un paño húmedo, un producto para la limpieza de acero inoxidable en caso de que el interior de tu horno sea de ese material, y limpiacristales para el cristal de la puerta.

En caso de que la suciedad ya se haya apoderado de tu horno y necesites un poco más de ayuda te recomendamos usar bicarbonato de sodio y vinagre. Estos productos además de ser muy económicos no dañarán tu horno, y lo dejarán reluciente.

¿Cómo limpiarlo?

Primero debes quitar todas las rejillas y bandejas del horno. Las rejillas deben lavarse a mano, mientras que las bandejas se pueden meter al lavavajillas. Luego, realiza una mezcla de bicarbonato y agua en una botella con rociador. Coloca 4 cucharadas de bicarbonato por 1 litro de agua, agita y rocía la mezcla por toda la superficie del horno y espera 1 hora. Después emplea un raspador para quitar la suciedad que se ha carbonizado en aquellos lugares donde rociaste el bicarbonato. Si las manchas persisten vuelve a rociar la mezcla y espera 1 hora más. Una vez que has quitado todo el carbón utiliza un paño con agua y vinagre para terminar la limpieza del horno.

Ten en cuenta que el bicarbonato no afectará tu horno, así que dale caña y utiliza lo que creas necesario. Por otro lado, intenta limpiar el horno cuando aún esté caliente y así la grasa no se acumule; pero no dejes la puerta abierta para que se enfríe. Los muebles que están a los lados pueden dañarse.
Para mayor información sobre nuestros productos de cocina visita nuestra web www.etuyo.com

2 pensamientos sobre “¿Cómo limpiar el horno?

  1. Hola África, Si utilizas mucho el horno te vale la pena invertir en un horno pirolítico. Digo invertir porque este tipo de hornos tiene un precio más elevado comparado con los que no tienen este sistema de limpieza. Pero nosotros lo recomendamos, ya que el mantenimiento es muy fácil de llevar a cabo. Saludos

  2. Merece la pena comprar un horno pirolitico? Quiero decir, que son bastante caros, pero es que lo uso a menudo… se estropean mucho?
    estaba mirando algunos en vuestra web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*