Llega la tele en 3D

Hace ya casi un siglo desde la primera proyección de un cortometraje en 3D, un pequeño intento de demostrar una tecnología capaz de mostrar en pantalla imágenes lo más parecido a la vida real, pero hasta a finales del 2009 ha sido cuando se ha decidido a hacer una apuesta firme por la tecnología 3D en el hogar.

Deportes, películas y videojuegos son el motor de esta nueva tecnología de la televisión. La primera retransmisión en 3D de un gran evento deportivo en Europa fue el pasado 26 de mayo en el torneo de Roland Garros ofrecida por Panasonic, con una cámara en 3d de tres kilos de peso. Otra gran empresa de ésta tecnología, Sony, retransmitirá el mundial de Sudáfrica en este nuevo formato.
Las televisiones en 3D son lo mejor que existe entre las pantallas de alta definición, por lo que se espera que la gente recurra al 3D para ver películas o para jugar con videojuegos.
Las pantallas que ya se comercializan tienen una elevada frecuencia de refresco de las imágenes, entre 200 y 600 hertzios. El único inconveniente de esta nueva tecnología es que de momento el efecto tridimensional en los televisores precisa de gafas especiales y cada marca tiene las suyas propias que suelen ser incompatibles entre sí, aunque como noticia esperanzadora es que las grandes marcas calculan que en un plazo de cinco años podrán sacar al mercado sus primeros aparatos 3D sin gafas.
El efecto tridimensional se consigue al combinar a gran velocidad imágenes en alta definición de uno y otro ojo para formar en el cerebro la ilusión estereoscópica. Las gafas van sincronizadas con los televisores (se abren y oscurecen rápidamente sin que se pueda apreciar) para que cada ojo vea sólo la imágenes que corresponde.

¿Cómo son los equipos?

Una Televisión 3D consta de una pantalla, de un emisor de la señal y de un par de gafas especiales. La pantalla tiene que reconocer la señal 3D que recibe. Puede ser un display con tecnología LCD o plasma. No cualquier equipo reconocería al instante este flujo de datos. La fuente de la señal 3D es un reproductor Blu-ray (Full HD, de al menos 1080p) o consola que emita esta señal en alta definición.

Si estamos ante una pantalla con señal 3D veremos la imagen borrosa o movida,  para evitarlo se deben usar las gafas especiales para conseguir el efecto tridimensional. Las gafas pueden ser pasivos o activos. Las primeras tienen el inconveniente de que hay que sentarse perfectamente enfrente de la pantalla para conseguir la sensación de 3D, en cambio,  Las activas  carecen de este inconveniente, por lo que son las adoptadas por la mayoría de los fabricantes.

El lanzamiento de la televisión en 3D se ha acelerado en los últimos tres meses, las previsiones mundiales de ventas de estos nuevos televisores son de entre 4 y 6,5 millones de televisiones este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*