Historia del Lavavajillas :: una vida más fácil

El lavavajillas un aparato mecánico para limpiar los restos de la comida de la vajilla, cristalería y utensilios de cocina. Es, por lo tanto, un aparato que proyecta agua sobre la vajilla, ya sea agua con detergente, al principio, o pura al final para aclarar. También elementos de calor para secar los utensilios después de lavados.
Para conseguir este efecto de limpieza utilizan la circulación de agua a una alta temperatura y detergentes muy fuertes.

El lavavajillas cuenta con una o más bandejas extraíbles de plástico o metal en las que se coloca la vajilla: los platos apoyados en soportes verticales, los vasos en una cubeta, etc.
El  filtro retiene los restos más gruesos y debe ser limpiado periódicamente. En los modelos más nuevos, se sustituye éste filtro por una trituradora, a través de la cual se hace pasar el agua, de manera que sean eliminados los restos de comida sin necesidad de tener que limpiar un filtro.
En 1850 Joel Houghton patentó un aparato accionado manualmente, es de las primeras que se tienen de un aparato mecánico para lavar platos. Pero los lavavajillas modernos descienden del invento de 1886 de Josephine Cochrane, bastante rica y nieta de John Fitch (inventor del barco de vapor). Su invento fue para que su servicio no dañara su vajilla de porcelana china.

En 1920 llegan los modelos instalados con fontanería y en 1940 se agregan los elementos de secado. A partir de los años 70 se popularizó también en los hogares.

 

El invento de Josephine Cochrane se popularizó a mediados del siglo XX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*